Historias de pacientes

Alex

Alex me pidió consulta ya que tenía dolores crónicos en la espalda baja y llevaba así más de 10 años sin tener una solución resolutiva. Había probado todo tipo de fisioterapeutas y terapias tanto físicas como farmacológicas y lo que le restaba era la cirugía de espalda.

Describe en el video algunos de los síntomas y limitaciones físicas que tenía.

Su diagnóstico era: Hernia discal L5-S1, osteofito a este nivel y estenosis congénita severa, síndrome facetario. En el cuello también tenía una protusión C3-C4.

Juan

Juan me pide consulta el 11 de Julio, y me dice que tuvo un accidente de esquí y, como consecuencia del mismo, tuvo fisura en una costilla, edema óseo en la cabeza de la tibia derecha y esguince en ambas rodillas por la cara interna. No se apreciaba ninguna rotura de meniscos, ligamentos, tendones, fibras… tuvo que seguir trabajando y no hizo reposo ni pudo atender debidamente la recuperación de ese accidente.

Pasaron dos años desde el accidente en los que se le quedó dolor crónico en la cara interna de ambas rodillas y por detrás de la rótula, otra resonancia posterior mostró edema óseo en la cabeza de la tibia de la rodilla derecha y tendinitis en la pata de ganso de ambas rodillas, todo ello le impedía, además de hacer su vida normal sin dolor, presentarse a unas oposiciones para las que necesitaba superar unas pruebas físicas que consistían en correr y otros esfuerzos físicos. Tuvimos tan solo 3 sesiones ya que Juan se aplicó mucho en realizar todo el programa de recuperación SIRPA que le preparé, desde entonces ya no tiene dolor y además ha aprobado las oposiciones para las que en un principio no podía ni pensar en realizar por el dolor que tenía. Pero lo más importante es que debido al programa de recuperación SIRPA no volverá a tener dolor, ya que ya sabe qué hacer si algo de eso ocurre, esto le da completa independencia y autogestión de su dolor y en general de su salud.

Katherine

Dolor crónico de 3 años de evolución junto con trastorno de ansiedad y depresión.

Yolanda

Buenas, mi nombre es Yolanda y voy a contaros brevemente mi experiencia en la clínica de Encarna.

Yo por suerte fui recomendada por Alex, antiguo paciente de Encarna el cual le había ido muy bien y me contó que confiara en su metodología aunque fuera poco usual según estamos acostumbrados a lo que llamamos normal.

Yo tengo escoliosis en al parte lumbar y desde que tuve a mi tercer hijo los dolores lumbares me impedían hacer una vida normal. Cada vez fue a peor hasta que llegue a un extremo que el dolor era continuo y me invalidaba para hacer cualquier cosa.

Llame en un primer momento y antes de su primera cita me recomendó que me leyera un libro sobre el dolor crónico, Así pude empezar a entender el principio de su metodología.

Yo me recuperé en unas 4 sesiones unos 6 meses aunque el alivio del dolor lo note ya en la primera sesión.

Nuestra vida diaria …estrés, familia, creencias adquiridas…..hacen que nos afecte a nuestra salud sin darnos cuenta de ello. Ella nos enseña como entender y relacionar el cerebro emocional con el dolor y que este dolor lo aliviemos y eliminemos definitivamente.

Espero que mi experiencia os sirva para dar el paso a la curación.

Marta

Hola Encarna,

Cómo estás? Soy Marta Climent, la que vive en Alemania. Estuve en Enero en tu consulta.

Te escribo para agradecerte todo lo que compartiste conmigo y por el libro. Desde el momento que salí de la consulta y progresivamente el dolor en la cadera  ha ido diluyendo. El libro me ha ayudado mucho. En mi caso, al igual que con el libro del John Sarno, el hecho de leer casos me ayudaron a creer en la conexión entre la mente y el cuerpo. Me fascina las historias que he leído. Y me alegraba tanto por esas personas que lo quería para mi también.

Escribir me está ayudando mucho. Hay días que noto cómo vuelve un recuerdo del dolor o siento una pequena molestia, y presto especial atención a buscar qué me esta haciendo sentir mal, qué puedo estar reprimiendo. Pero en general estoy muy bien, escribo todos los días. Las primeras lineas …me cuesta escribirlas, pero después las palabras fluyen y me asombro de lo que llego a escribir. Está siendo muy terapéutico, y creo que me estoy conociendo ahora.

Así que gracias de verdad. No sabía dónde más buscar. En la consulta lo explicaste tan bien que fue decisivo. Estoy tan feliz de poder hacer Yoga otra vez, que aunque aun tengo unas posturas que me dan miedo, por si me lesiono, he ido desbloqueando la mayor parte de mi práctica. Y no podía estar más agradecida.

Las pautas del libro son geniales y han sido una guía buenísima. Espero que más gente con dolor te encuentre. Yo sigo muy asombrada.

Gracias Encarna, un beso y un feliz fin de semana.
Con mucho carino,
Marta