El dolor y afecciones crónicas
SI pueden curarse.

Para que así sea,
es necesario un abordaje
diferente, basado en la pedagogía
de las neurociencias del dolor,
la neuroplasticidad cerebral
y la irrefutable relación que tiene
el cerebro, las emociones, el estrés, 
la inflamación y el dolor.

Dos escollos nos separan
de nuestra curación definitiva:
el sistema nervioso
y nuestro sistema de creencias.

Aquí trabajamos con ambos
para alcanzar la curación definitiva,
no tan solo alivio hasta la próxima sesión.